Stand and Deliver

7 Feb

¿Es un extracto de Barry Lindon, la maravillosa peli de Kubrick? ¿Es Johnny Depp interpretando a Jack Sparrow? No, es Adam Ant, el hilarante personaje ochentero que, recién salido del psiquiátrico, tiene una idea maravillosa para salvar el mundo…

Lo dice allmusic, la biblia de la música. Adam Ant está influido por David Bowie, los Sex Pistols, T. Rex, Roxy Music, Ennio Morricone y el actor Dirk Bogarde. Con esas referencias, es imposible que surja algo mediocre. Y Adam Ant, nacido Stuart Leslie Goddard en Londres, en 1954, es lo más lejano a la mediocridad y lo más cercano a la excentricidad que dio la década de los 80.

La característica estética de pirata de Adam Ant se le ocurrió a Malcolm McLaren, entonces manager de los Sex Pistols. Fue contratado por nuestro protagonista para dar un impulso a la primera formación de  Adam & The Ants, cuyo disco de lanzamiento, Dirk Wears White Sox, pasó sin pena ni gloria.

Adam & The Ants

Portada del single "Stand and Deliver", 1981

McLaren no solo cambió la estética de la banda, sino que expulsó a todos sus integrantes excepto al líder. La nueva formación, con ese look pirata y dandi, en la que Adam Ant explotaba su excentricidad y también su agradecido físico, arrasó con su primer disco Kings of the Wild Frontier y, sobre todo, con Prince Charming, al que pertenece este increíble “Stand and Deliver”. Una canción que es el puente perfecto entre el postpunk y la New Wave. Dura y agresiva como el punk; burbujeante, creativa y bailable como la New Wave.

La carrera del grupo acabó poco después, y Adam Ant comenzó una irregular carrera en solitario que le ha llevado del Live Aid 85 al exitazo del LP Wonderful en 1995 e, incluso, a ser homenajeado en los 90 por numerosos grupos y cantantes que se reconocían influidos por él. Entre ellos, Robbie Williams, que regrabó “AntMusic” en 1999 [sí, no es una broma pesada de la autora de este blog; Robbie dice admirar a Adam Ant ].

Adam Ant, en 2011

Quien tuvo, retuvo: Adam Ant en 2011

Tras serle diagnosticado un trastorno bipolar, Adam Ant pasó una etapa difícil, ingresado en un hospital británico durante largo tiempo. Es curioso que uno de los personajes más “sanotes” de los 80 (no fumaba, bebía ni se drogaba, cuentan), padeciera tanto por un trastorno psiquiátrico, pero a sus 57 años, Stuart ha emergido cual Ave Fénix de sus cenizas…

Ha regresado en bastante buena forma a los conciertos en directo (y con buenas críticas, como puedes ver), y además cuenta con una idea buenísima para salvar el mundo: hacer que todos los niños vean Wall-E, una peli que, según él, cuenta con todos los valores para educar correctamente a los peques. Para ello, quiere convertirse en consejero de educación de David Cameron, el primer ministro de Reino Unido.

¿Sabéis una cosa? Llamadme loca… pero estoy de acuerdo con él. ¡Larga vida a Adam Ant!

2 comentarios to “Stand and Deliver”

  1. Jaimefg 8 febrero, 2011 a 11:50 #

    Yo también estoy de acuerdo con él. Pasaría Wall-E a todos los niños del mundo, pero incluso iría más allá y la pasaría a todos los adultos, y a los que no la comprendieran les daría un poquito de electroshock, para arreglarles su trastorno.

    • bego76 8 febrero, 2011 a 22:21 #

      ¿Sabes? No está nada loco Adam Ant. Wall-E, para mí, debería estar en los manuales de muuuuchas cosas. Fíjate que en este blog sale el cubo de Rubik, una de las cosas que atraen al robot… Me gusta este personaje. Y sí, a algún adulto habría que meterle electroshock para que los valores de la película se asentaran mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: