Sowing the Seeds of Love

21 Ago

Para unos barroca y excesiva, para otros la culminación del synth-pop británico, lo cierto es que Sowing the Seeds of Love no dejó indiferente a nadie. El (pen)último gran éxito de los Tears for Fears llegó en 1989 de la mano de una canción donde brilla la psicodelia y las influencias de los Beatles.

La historia es casi romántica: Curt Smith y Roland Orzabal, los dos miembros de Tears for Fears, procedían de familias desestructuradas. En Bath, su localidad natal, Smith ejercía de delincuente juvenil mientras que el intelectual Orzabal leía la obra de Arthur Janov, el creador de la terapia Primal, que asegura que la causa de todos nuestros males es la represión del dolor que hemos sentido a lo largo de nuestra vida.

El nombre del grupo, Tears for Fears, procede de la terapia Primal, que Roland Orzabal explicó a su amigo Smith mientras montaban su primer grupo, Graduate, en el que mods y ska parecían combinarse perfectamente (en España, actuaron para el programa Aplauso interpretando su single Elvis Should Play Ska). El experimento no duró mucho y Smith y Orzabal se concentraron en la influencia de grupos como Human League, Ultravox, Pink Floyd o Roxy Music, montando TFF.

We're, we're, we're the mods... El single de Graduate "Elvis Should Play". ¿The Jam segunda parte?

En 1983 lanzaron su primer disco, The Hurting, puro synth-pop aunque muy poco luminoso, que arrasó en UK… ¡y Sudáfrica! con singles como su brillante Change. Luego llegaría su mítico Songs From The Big Chair (1985), que les llevó al hiperestrellato con Everybody Wants To Rule The World y, sobre todo, con su himno ochentero Shout, canciones todas ellas que merecen un post aparte en este blog.

En su carrera, Smith y Orzabal siempre necesitaron que necesitaban tiempo para investigar e indagar nuevos caminos. Por eso tardaron cuatro años en presentar su tercer disco, The Seeds Of Love, que llegó cuando expiraba la década. Los TFF se dejaron nada menos que ¡un millón de libras! de la época en la grabación del disco, cantidad que tuvieron que devolver con una extensa gira.

Portada del single "Sowing The Seeds Of Love " (1989).

Portada del single "Sowing The Seeds Of Love " (1989).

Sowing The Seeds Of Love probablemente es la canción de los ochenta que recuerde más a los Beatles (a excepción de -lógico- Got My Mind Set On You y When We Was Fab, de George Harrison, como apunta allmusic). Si habéis escuchado el Sargent Pepper’s, podréis comprobarlo. Desde la orquestación que homenajea a Penny Lane hasta el vídeo psicodélico con el que presentaron la canción, pasando por que en la gira acababan el tema interpretando las frases más famosas del All You Need Is Love. Un tema que defiende el poder del amor frente a los abusos de los políticos, que parecen no conocer las necesidades de una multitud que tampoco parece hacer nada para protestar. Muy, muy Beatle.

Fue un poco chocante para los seguidores de los TFF porque, además, el resto del disco no tiene mucho de psicodélico ni de Beatle, sino que trabajaron otros sonidos más parecidos al jazz, pero para siempre quedó como el último gran single del grupo. Tears for Fears pasaron en los 90 por un periodo de desavenencias que les llevó a la separación, aunque se volvieron en reunir en 2004 para grabar su disco Everybody Loves a Happy Ending, donde continuaban con su influencia Beatle.

Sea o no porque soy una gran fan de los Fab Four, Sowing The Seeds Of Love me parece la mejor canción de los Tears For Fears. Aunque pueda parecer un poco sacrílego decirlo, a mí es la que más me gusta, la que más he bailado y la que considero más redonda y original, menos manida. Y que, con el paso de los años, sigue sonando bien, como podemos comprobar en esta actuación del grupo en 2007:

2 comentarios to “Sowing the Seeds of Love”

  1. Jaimefg 22 agosto, 2011 a 11:04 #

    Nunca había caído en esa influencia tan descarada de The Beatles, pero ahora que pones el vídeo y haces estos comentarios, reconozco que tienes toda la razón del mundo. De hecho, me recuerda al vídeo de apertura del juego Rock Band Beatles tanto en imagen como en sonido. Tampoco conocía lo de la influencia de la terapia Primal. Muy buena info, gracias como siempre por abrirnos los ojos.

    • bego76 23 agosto, 2011 a 16:11 #

      Pues sí, resulta evidente. Aunque al menos no me consta que ellos lo hayan negado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: