Yéké Yéké

26 Ago

Los años ochenta eran así. Lo mismo te salía un pelicardado con chaqueta de hombreras imposibles tocando un sintetizador colgado al hombro, que llegaba a las primeros puestos de las listas un guineano respetabilísimo en la música internacional. Eso pasó en 1988 con Mory Kanté, un venerado autor que nos hizo bailar a todos con su Yéké Yéké y que, en 2011, ha sido remezclado por Loverush UK!.

Mory Kanté tiene el honor de ser el primer (¿y quizás el único?) artista africano que vendió un millón de copias. Yéké Yéké, incluida en su disco Akwaba Beach (1987), consiguió como por arte de magia ser escuchada en todo el mundo. Porque las radios acabaron quemando este tema -que según más lo oigo, más me gusta- allá por la primavera de 1988.

Kanté había grabado la canción algunos años antes para su disco Mory Kanté in Paris (1984), aunque con instrumentos y arreglos tradicionales. Pero el guineano, siempre atento a lo que se hacía en el resto del planeta, quiso regrabarla siguiendo un estilo que le había impactado mucho: el House. Y así nació el Yéké Yéké que nos hizo bailar a todos en la pista.

Portada del maxisingle de "Yéké Yéké" (Mory Kanté, 1987)

Portada del maxisingle de "Yéké Yéké" (Mory Kanté, 1987)

Mory Kanté (nacido en Albadania, Guinea, en 1959) es griot; es decir, un músico que, además, se encarga de transmitir las tradiciones de la tribu a través de historias, poemas, cuentos. Es una condición que se recibe por familia y que heredó directamente de su abuelo Mory Sanda Kamissoko, quien además le bautizó y le dio su propio nombre.

Como explica en su web, deben pasar muchos años aprendiendo cantos, historias e instrumentos tradicionales como el balafón. En una entrevista a The Guardian, Kanté explicaba que “la sabiduría es la clave para el griot, porque sin sabiduría, el conocimiento está vacío” y señalaba que el trabajo de un griot es básicamente asesorar espiritualmente y ayudar a la gente que acude con problemas. Además de su perfil de griot, Mory Kanté es también Embajador de Buena Voluntad para la FAO, uno de los dos cantantes africanos que tienen este título -el otro es Youssou N’Dour-.

Mory Kanté, en una imagen reciente.

Mory Kanté, en una imagen reciente.

Yéké Yéké ha sido remezclada en varias ocasiones. En aquel 1988 se hizo una especial para el Reino Unido titulada Afro Acid Mix:

Luego llegó la de 1994, que hicieron los chicos alemanes de Hardfloor:

Y ahora, en 2011 la de los británicos Loverush UK!, con la que las nuevas generaciones han descubierto a Kanté.

Escuchar una detrás de otra es una buena lección de historia de la música electrónica más reciente. ¿Con cuál os quedáis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: