The Number Of The Beast

22 Ago

Cuando me cruzo con seguidores y conocedores del heavy metal, ninguno vacila en afirmar quién es el mejor grupo de la historia en el género: los Iron Maiden. Hace 30 años, The Number Of The Beast  (1982) rompió el molde de todo un género, abriéndolo al público en general y convirtiéndose en uno de los temazos de los 80.

“Aquí está la sabiduría. El que tenga inteligencia calcule el número de la bestia porque es número del hombre. Su número es seisicientos sesenta y seis”. (Apocalipsis, 13:18). Este es (traducido al castellano) el versículo que un actor declama al comienzo de The Number Of The Beast. Los Iron Maiden querían que fuera Vincent Price el encargado de leerla pero les pidió tal pasta que optaron por un desconocido (meses después, Michael Jackson sí pagaría a Price para Thriller, pero esa es otra historia).

Steve Harris, bajista y fundador del grupo, es el autor de la canción, y ha tenido que explicar unas cuántas veces su sentido. No, no se trataba de un tema satánico; nada que ver con el culto al demonio, a la Bestia. Según Harris, The Number Of The Beast recoge un sueño que tuvo una noche que estuvo influido a su vez por una peli llamada La maldición de Damien (Don Taylor, 1978). Vamos, algo mucho más sencillito.

 

Portada del disco

Portada del disco, diseñada por Derek Riggs con Eddie, la mascota del grupo, moviendo al demonio cual amo de las marionetas.

Pero esto no pareció contentar a todo ese público que, en vez de disfrutar de la canción, se dedicó a acusar a los Iron Maiden de satánicos, y de tener una peligrosa relación con el diablo. ¿Por qué? Pues por una declaración de Bruce Dickinson en la que aseguraba: “Tocamos con convicción cada noche, porque creemos profundamente en la música que hacemos”, y por el verso de la canción que dice “666, the one for you and me”. Dos argumentos de peso, sí, señor.

Lo que sí resultó de peso fueron los millones de discos que vendieron del álbum, que recientemente fue elegido Mejor Disco Británico de la Historia en una encuesta realizada por la cadena de tiendas HMV y que no dejó indiferente a nadie (véase, por ejemplo, el post del blog de referencia Hipersónica). Fue el espaldarazo definitivo a una carrera que había empezado unos años antes, en 1976, con la formación inicial: Steve Harris (bajista), Tony Parson (guitarra), Doug Sampson (batería) y Paul Di’Anno (vocalista).

Una de las primeras fotos de la banda (1976). Fuente: ironmaidencommentary.com

Tras dos discos (Iron Maiden y Killers) y la marcha de Di’Anno (amablemente invitado a irse por su alcoholismo incontrolable, llegaría Bruce Dickinson, con una potencia vocal más relevante y mejores registros, y un tercer LP, The Number Of The Beast que contaba no solo con el tema que le daba título sino también con otros pedazo de canciones como Hallowed Be Thy Name.

Por cierto, ¿de dónde procedía el nombre de la banda? Pues, aunque muchos no se lo crean, no tiene nada que ver con Margaret Thatcher, a quien muchos apodaron también Iron Maiden (la Dama de Hierro), sino con un instrumento de tortura medieval. Consistía en un desagradable ataúd con clavos oxidados en el que se introducía a la víctima y se la encerraba hasta que moría desangrada.

La verdadera Iron Maiden.

Más de 35 años después de su fundación, tres décadas después de este rotundo número uno y con 15 álbumes de estudio a sus espaldas, nadie duda de que los Iron Maiden son una de las bandas de rock británicas más importantes de la historia, por no hablar de su influencia tremenda en el heavy metal. Megadeth, Metallica, Slayer, Quiet Riot, los White Zombies… y tantos otros no habrían existido sin esta banda.

Y como los buenos rockeros nunca mueren, ahí siguen, en lo alto de los escenarios, con casi 80 millones de discos vendidos y llenando estadios de 50.000 personas. Para demostrar a las nuevas generaciones que la música, si tiene calidad, trasciende géneros, épocas, gustos e incluso siglos. Y que dure.

 

Dedicado a David Fernández Alonso

Una respuesta to “The Number Of The Beast”

  1. Jaime Fernández 23 agosto, 2012 a 15:26 #

    Seguro que a David Fernández Alonso le encanta esta entrada… Cuando aprenda a leer🙂 Sin duda, este es uno de mis temas favoritos de todos los tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: