Conciertos: Duncan Dhu

17 Nov
Diego, Mikel & co., en concierto.

Diego, Mikel & co., en concierto.

El tiempo a veces se comporta de forma injusta. O, mejor dicho, el destino parece reservarnos algunas ironías que desconciertan al más pintado. A algunos grupos de los 80 les sucede esto. Es el caso de Duncan Dhu, al que tuve la oportunidad de ver el pasado lunes 11 de noviembre en el Teatro Circo Price de Madrid, en el curso de su minigira El Duelo, donde presentaban el EP del mismo nombre.

Duncan Dhu se ha ido superando a cada disco. Desde aquel Por tierras escocesas de 1985, se aprecia claramente una huida hacia delante de las producciones ochenteras en busca de los trabajos bien hilados, intimistas. Prueba de ello es su último EP, El duelo, una colección de seis verdaderas joyitas.

En ellas, queda más que evidente el hasta ahora potencial poético de Diego Vasallo (esa enorme influencia de Luis Eduardo Aute tenía que acabar saliendo por algún lado) y la capacidad vocal de Mikel Erentxun: única, identificable, cálida y un poco áspera, a lo Elvis y ¿por qué no? a lo Johnny Cash, por fin más cercana al rock americano que a ese estúpida obsesión que tuvo durante años de parecerse a Morrissey.

Preparando 'El duelo'.

Preparando ‘El duelo’.

Mikel y Diego se plantaron en el escenario del Price (un entorno magnífico con acústica tirando a reguleras) en su primera actuación en vivo en Madrid después de 13 años. ¿Su arma? Por supuesto dichos seis temazos (¿se ha hecho últimamente en este país alguna melodía más delicadamente sencilla que la de la canción El duelo?), una intención expresa y expresada de alejarse de los 80 y el objetivo de repasar sus greatest hits pero con unos arreglos en los que se sintiesen más cómodos.

Lástima que la mayoría del público, en mi opinión, no valorase este esfuerzo. Los asistentes, por lo general parejas y grupos de amigos en torno a los 50 años (yo a mis 37 era de las jovencitas) iba a lo que iba, a por sus ‘Cien gaviotas’, sus ‘Esos ojos negros’ y su ‘Jardín de rosas’. Todo ello, para abrazarse y recordar esa juventud embrutecida de bares de copas. No habían escuchado El duelo, no, pero tampoco Piedras (1994) o Crepúsculo (2001).

Portada del disco que allí nadie había oido.

Portada del disco que allí nadie había oido.

La carrera de Duncan Dhu, con casi 30 años de historia, da de si para hacer un concierto solo de grandes éxitos. Y así fue. Tocaron el EP nuevo entero y otros temazos como La herida, Rozando la eternidad, La casa azul, Rosas en agua, Palabras sin nombre, Una lanza, una canción... todos ellos dejando que surgieran, en unas u otras cosas, los espíritus de Aute, Sabina, Chuck Berry, Little Richard y, por supuesto, Cash y Elvis.

Incluso, cuando tocaron En la barra de este hotel, Erentxun explicó que la iban a hacer como “tenía que haber sido: como si la hubiera cantado Elvis en su mejor época, cuando vestía de blanco y no estaba gordo, a finales de los 60”. Se refería sin duda al estupendo Elvis del Comeback Special 68.

Y, al fondo, La Concha en Donosti.

Y, al fondo, La Concha en Donosti.

Mención aparte merecen los extraños silencios del público a las intervenciones de Diego Vasallo (soy fan total). La primera de las canciones que interpretó, Lobos, dejó en silencio casi absoluto al local durante los primeros compases y versos: entre que la gente no conocía el tema, que se quedaron epatados por la áspera manera de cantar (como dos octavas más bajo de lo que ya estamos acostumbrados en los discos) y su desgarbada actitud, no sé si se llegó a percibir bien quién es Vasallo.

En su Rosa gris, en su interpretación del Plora guitarra (un tema del cancionero menorquín), en su presencia en escena, para mi sigue siendo un personaje maudit de esos que dibujaría su admirado Hugo Pratt (por cierto que Vasallo, como Aute, es también un reputado pintor).

Duncan Dhu, imagen de Raquel P. Vieco para el Diario de León. (www.diariodeleon.es)

Duncan Dhu, imagen de Raquel P. Vieco para el Diario de León. (www.diariodeleon.es)

Termino ya: es una sensación extraña la que se experimenta oyéndoles. Son otros Duncan Dhu, pero son los de siempre. Son dos supervivientes natos, caballeros de la triste figura, pero con más energía y ganas que nunca. Son las canciones de juventud, pero más adultas que nunca.

Han crecido, son adultos y tienen toda la vida por delante. Y que dure.

9 comentarios to “Conciertos: Duncan Dhu”

  1. Rosa Maria 22 enero, 2014 a 13:01 #

    Yo fui al concierto del día 11 en el Price y te diré que yo tengo 45 años y vi como todo ese público vibraba con las canciones de duncan dhu y no sólo eso yo misma me quede con la boca abierta cuando se escucho ese sonido de armónica que aún no he conseguido olvidar y como ese público se ponía en pie y bailaba y coreaba sus temas más conocidos como es normal , para finalizar te diré que yo que iba pensando que no me iba a conocer casi ninguna de sus canciones y me iba a desilusionar un poco ese concierto pero fue todo lo contrario salí de allí más que satisfecha deseando volver a verlos y a comprarme como no ese nuevo trabajo suyo. Un saludo.

  2. Ana Carmen 21 enero, 2014 a 0:11 #

    Yo fui el domingo y quisiera comentar que tu concierto no fue igual que al que yo fui. Yo tengo 41 años y sigo a Duncan Dhu desde los 14 años, tengo todos los discos y me sé todas las canciones. El domingo yo no percibí esos silencios del lunes. Aunque tienes razón, después de doce años separados esta vez se han superado. Son unos genios.

    • bego76 21 enero, 2014 a 20:09 #

      Pues el lunes sí que la gente parecía bastante perpleja con los temas de Vasallo, sobre todo. Yo creo que les venía bien una etapa de descanso, de explorar otros caminos. Han vuelto con fuerzas🙂

  3. Alicia 20 noviembre, 2013 a 16:20 #

    Genial crítica-crónica, es un placer leerte!

    • bego76 23 noviembre, 2013 a 22:00 #

      Muchas gracias amiga!!! Y es un honor para mí que me leas.

  4. Jaime Fernández 18 noviembre, 2013 a 13:25 #

    Muy buena crítica de un concierto. La mejor que has hecho hasta la fecha. Poética, sentimental y casi me dan ganas de haber ido a verles.

    • bego76 23 noviembre, 2013 a 22:00 #

      Pues es que deberías haberlo hecho…

  5. daniel thomas guerrero 18 noviembre, 2013 a 2:51 #

    Hola :aqui te dejo el link de un set de 80’s versiones re edit por si gustas publicarlo saludos

    Date: Sun, 17 Nov 2013 10:12:08 +0000 To: cadath@hotmail.com

Trackbacks/Pingbacks

  1. Conciertos: Depeche Mode | The best of the 80s - 18 enero, 2014

    […] y a sonar distintos para que la música no sonara caduca (véase, por ejemplo, la crítica del concierto de Duncan Dhu). Depeche Mode no. Las canciones suenan bien, muy, muy cercanas al sonido del disco, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: