Nelson Mandela

6 Dic

The Special A.K.A., 1984. Un grupo de la casi extinta New Wave reclamaba la salida de la cárcel del líder surafricano. Jerry Dammers la escribió después de asistir a un concierto contra el apartheid, sin conocer de nada a Mandela, y se acabó convirtiendo en la canción emblema para pedir la liberación del político.

Hubo una época en la que Mandela estaba preso. Unos cuantos años, unas cuantas décadas. Las canas que ya peino me hacen, en este caso, ser afortunada y recordar que de pequeña, que de adolescente, había un país del mundo en el que aún existía la segregación racial.

En Sudáfrica, hace solo 25 años, blancos y negros vivían completamente separados. Como en las películas, como en Criadas y señoras, como en los documentales blanquinegros en los que observamos a los negros ir en la parte de atrás del autobús de los blancos.

Los hospitales también eran solo para blancos.

Los hospitales también eran solo para blancos.

Pero entonces, las noticias eran en color, y veíamos las peleas en el telediario -aquellos noticiarios extraños donde se podía mezclar el pelicardado y las hombreras con los delitos de Muelle  y del Cojo Manteca-, y veíamos cómo siempre los palos caían del mismo lado.

Mandela era un símbolo y más que un símbolo, una esperanza. Estuvo tras los barrotes casi 30 años pero, su lucha daba aliento a los que, cada día, se levantaban para pelear contra esa maldita herencia boer de la falsa superioridad europea. Qué falacia, qué desastre, cuánta ignorancia.

¡Y un día, sucedió!

¡Y un día de 1990, sucedió!

El mundo de la música, en esa revolución solidaria que sufrió en los 80 de la mano de los Bono, Geldof y demás, no se olvidó de Mandela, y durante toda la década pidió la liberación del que en 1994 se convirtió en presidente de Sudáfrica.

El punto culminante de la reivindicación se vivió en 1988, con un macroconcierto en Wembley en el que sonó el Nelson Mandela de The Special A.K.A., un spin-off de la banda ska The Specials. La canción se había convertido en un himno mundial, incluso en Sudáfrica, donde se censuró su escucha en la radio.

El single de la canción, publicada en 1984.

El single de la canción, publicada en 1984.

Jerry Dammers cuenta que en 1990, en un concierto que celebraba su liberación, conoció a Mandela. Le presentaron como ‘el autor de la canción Nelson Mandela’, y el sudafricano respondió impasible: “Ah, sí, muy bien”.

Hoy llega el momento de decir adiós a este mito, que falleció ayer a los 95 años. Quizá no lograra todo lo que deseaba, pero luchó por la paz y por la igualdad en su pueblo. Solo por eso vale la pena recordarle como lo que fue, un icono, un presidente, un símbolo.
Os dejo con la versión que Amy Winehouse hizo de Nelson Mandela en el concierto con el que se le rindió homenaje, en 2008, por su 90 cumpleaños. Queriendo o no, la británica le añadió una variante a la letra: en vez de decir “Free Nelson Mandela”, por momentos decía “Free Blakey, My Fella”.

Una respuesta to “Nelson Mandela”

  1. Jaime Fernández 9 diciembre, 2013 a 10:16 #

    Amy Winehouse estaría colocada, como siempre, con ese pelo horrible a lo Marge Simpson… Pero bueno, su versión está bastante bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: